LLEVAN SONRISAS A TODAS LAS COLONIAS Y COMUNIDADES DE ACTOPAN

Foto 1

Cientos de niñas y niños de las colonias y comunidades de Actopan, incluyendo las más distantes, están ya disfrutando de los regalos que los Reyes Magos les enviaron a través del Sistema DIF Municipal.

 

La presidenta del DIF, Lupita Rangel, ha llevado a lo largo de todo el mes cientos de regalos a las y los pequeños del municipio, como parte de una política social que busca llevar alegría a las familias del municipio.

A fin de incentivar la convivencia social pacífica y armónica, la presidencia municipal a través del DIF ha implementado este programa que inició desde el 6 de enero, Día de los Reyes Magos, y que continúa a lo largo de estos días; el objetivo es llegar a todas las colonias y comunidades de Actopan.

 

En la comunidad del Senthe, la más alejada de la cabecera municipal, la presidenta del DIF explicó que es la primera vez en la historia reciente de Actopan que se busca llegar a los pequeños de todas las comunidades, especialmente de las más desprotegidas.

 

“La instrucción del presidente municipal ha sido muy clara para todas y todos quienes laboramos en el Gobierno de la Gente: dar el máximo esfuerzo para cumplir con las demandas de la población”, detalló.

 

Es por este motivo que en la entrega de juguetes, Lupita Rangel y todo el equipo del DIF municipal han hecho el esfuerzo por no solo llevar alegría a los pequeños, sino que en una estrategia, han hecho posible entregar también apoyos a las personas adultas mayores.

 

Así mismo, señaló Lupita Rangel, se está tomando nota de las principales demandas de la población, para integrarlas en la planificación inmediata de las actividades sociales del DIF, a fin de poder darles atención lo más pronto posible.

 

“La felicidad de nuestros pequeños es quizá uno de los motores más importantes del Gobierno de la Gente; pero creemos firmemente en que hay que acompañar esta actividad con muchas otras más, para entonces sí garantizar un pleno desarrollo de todas las personas”, afirmó.

Deja un comentario